SAN JUAN DE NEPOMUCENO. PATRÓN DE LA INFANTERÍA DE MARINA ESPAÑOLA

16.05.2021 23:16

eL DÍA 16 DE MAYO S

Es el patrón de la Infantería de Marina española, y su festividad se celebra todos los años el 16 de mayo.

San Juan Nepomuceno o Juan de Nepomuk (1340-1393), es el santo patrón de Bohemia (República Checa). Según cuenta la historia, el santo, confesor de la reina consorte Sofía Bohemia, que causó la ira del Rey Wenceslao IV de Bohemia, por lo que sufrió martirio por negarse a romper el voto de secreto de confesión.

Canonizado por Benedicto XIII el 19 de marzo de 1729 en la basílica de San Juan de Letrán, por Real Orden de 1731 se dispuso, sobre la base de los Batallones de Marina, la creación del llamado Batallón de Barlovento, al que se puso bajo la protección de la Virgen de Guadalupe cuando estuviese de guarnición en América y de San Juan de Nepomuceno mientras permaneciese en la Península, por ser ejemplo permanente del sigilo sacramental.

Por comunicación de 16 de mayo de 1758 del Capitán General de la Armada Juan José Navarro, marqués de la Victoria, este patronazgo se transmitió a todos los batallones del Cuerpo, lo que fue confirmado posteriormente en 1878, a solicitud del Inspector General de la Infantería de Marina, mariscal de campo Montero y Subiela.


San Juan Nepomuceno es el santo patrón de Bohemia (República Checa). Allí nació en 1330, en la localidad de Nepomuk. Llegó a ser confesor de la esposa del rey Wenceslao IV, la reina Juana de Bavaria. La historia dice que el celoso rey Wenceslao deseaba conocer las confesiones de su esposa. Por ello presionó a Juan Nepomuceno, llegando a infligirle tormento, sin que el santo se quejara ni diese la información que le exigía el monarca. Tras la tortura, Wenceslao le requirió bajo amenaza de muerte para que que revelase las confesiones de la reina Juana. Ante la negativa de Juan, fue lanzado desde la ciudad de Praga al río Moldava, atado de pies y manos. El Papa Benedicto XIII lo proclamó santo el 19 de marzo de 1729.

En el epitafio de su tumba en la catedral de San Vito de Praga reza la siguiente inscripción: «Yace aquí Juan Nepomuceno, confesor de la reina, ilustre por sus milagros, quien, por haber guardado el sigilo sacramental, fue cruelmente martirizado y arrojado desde el puente de Praga al Moldava, por orden de Wenceslao IV, el año 1393».

La Infantería de Marina tiene su origen en los Tercios Viejos, unidades de infantería inicialmente destinada a ir embarcada en navíos, cosa que se hacía de forma temporal para realizar campañas o combates específicos. La diferencia surge cuando se decide que estas tropas debían tener una dedicación exclusiva a la guerra naval. Fue creada por Carlos I el 27 de febrero de 1537 al asignar de forma permanente a las escuadras de galeras del Mediterráneo las compañías viejas del mar de Nápoles. Sin embargo, fue Felipe II el que creó el concepto actual de Fuerza de desembarco.

Tras la desaparición de la escuadra de galeras del Mediterráneo en 1748, se procedió a la reorganización y a la modernización de la tropa de mar de ella, cambiando la denominación de las compañías existentes, dejando de ser conocidas por el nombre del capitán que las mandaba, y pasando desde diciembre de 1749 a nombrarse por un sistema ordinal, tal como ya se hallaba instaurado en muchos países europeos.

Con el fin de que el infante de marina no quebrante el secreto de las consignas recibidas y las defienda heroicamente, siguiendo el ejemplo del santo, fue puesto el Cuerpo bajo su advocación. Aunque no se conocen las causas ni el momento exacto en que la Infantería de Marina española –la más antigua del mundo- tomó la decisión de este patronazgo, se sabe que el precedente más lejano está fechado en una R.O. de 3 de agosto de 1731. En ella, el virrey capitán general de Nueva España ordenaba que el recién creado Batallón de Barlovento lo tuviera por patrón mientras estuviera en España, que su patrona en el virreinato fuera la Virgen de Guadalupe y que se celebrase su festividad el 16 de mayo.
Años después, el 24 de mayo de 1758, el Capitán General de la Armada, don Juan José Navarro, marqués de la Victoria, comunica al Secretario de Marina que dicho patronazgo se ha transmitido al «Cuerpo de Batallones de Marina» y celebrado la festividad de San Juan Nepomuceno «con la más plausible solemnidad y ostentación».
Posteriormente, una real orden, de 18 de marzo de 1878, dispone la confirmación de San Juan Nepomuceno como patrono de la Infantería de Marina, a instancias del inspector general del Cuerpo, mariscal de campo Montero y Subiela. En virtud de la misma, S.M. el rey transmitió a los mandos jurisdiccionales su soberana voluntad de «que el día 16 de mayo, en que se celebra constantemente la festividad del Santo Patrono San Juan Nepomuceno, lo sea de gala para cuantos pertenecen al Cuerpo de Infantería de Marina, celebrándose una función religiosa, según permitan los fondos de entretenimiento general de los Regimientos, Batallones sueltos Apostaderos; costeándose por los mismos la efigie del Santo o retrato en pintura que ha de existir en la capilla de los cuarteles donde alojan de ordinario las tropas de la Armada, de que se trata».

© 2011 Todos los derechos reservados.

Crea una página web gratisWebnode