LOS SOLDADOS TAMBIÉN AMAN

14.02.2021 01:36

Hoy día de San Valentín quiero recordar todas las historias de amor que crecieron o se apagaron en los tiempos difíciles de las guerras.

Son amores que ayudaban a olvidar y que mantenían la esperanza en el regreso y el reencuentro. Otros se perdieron para siempre, pero todos dejaron un rastro que a veces se empeña en salir a la luz.

Un rastro que  Phyllis Ponting  de 99 años descubrió cuando abrió aquel sobre y  reconoció la letra de Bill Walker, su prometido en 1940, y se dio cuenta que era la carta que había estado esperando durante toda su vida. Llegaba con 77 años de retraso, y era la respuesta a la carta que ella le envió aceptando la propuesta de matrimonio que él le había hecho desde la India británica, donde Bill estuvo destinado durante la Segunda Guerra Mundial.

Phyllis siempre interpretó el silencio de Bill como la señal de que se había repensado la propuesta de matrimonio que él le habia hecho.  Se escribían dos y tres cartas por semana y, de repente, dejó de responder a sus misivas. Bill, de 22 años, integró el primer batallón del Regimiento de Whiltshire de las Fuerzas Armadas británicas y fue destinado a la India  en septiembre de 1939, primero a Bangalore y luego a Madrás. Nunca regresó. Le dieron por desaparecido.

Ella lo estuvo esperando durante un tiempo, esperando la carta que confirmara su amor pero ésta nunca llegó y Phyllis acabó rehaciendo su vida y se casó con otro hombre con quien tuvo cuatro hijos.

En la carta recuperada, el soldado Bill escribe:

"Cariño, lloré de alegría cuando leí tu carta, no sabía qué hacer, tendrías que haber estado aquí para ver lo feliz que me hiciste cuando leí que aceptabas y que serías mía para siempre"

Phyllis explica que sintió un alivio y una felicidad enormes cuando recibió la visita de un programa de la BBC que buscaba a la persona escondida tras el nombre de "Phyll" a quien escribía un soldado enamorado. Más tarde el Museo Postal de Londres le entregó la carta . "Si Bill hubiera sobrevivido, habría venido a buscarme y nos habríamos casado porque estábamos muy enamorados", expresó.

La carta fue encontrada en el 2013 en un barco hundido en el océano Atlántico descubierto por arqueólogos submarinos buscadores de plata. El barco era el 'SS Gairsoppa', un mercante de vapor de 125 metros de eslora que partió de Calcuta el 5 de diciembre de 1940 destino a Liverpool cargado con 48 toneladas de plata para financiar la guerra y con la carta de Bill Walker a su amada.

Cuántas cartas de amor se habrán perdido. Cuántos amores habrán naufragado en las guerras. Cuántos amores defraudados en otras tantas tumbas. Por todos ellos y sus historias de amor, brindamos hoy día de San Valentín.

 

© 2011 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode