GRACIAS POR TANTO

28.05.2022 00:39

Después de dos años sin celebrar el Día de las Fuerzas Armadas, el año 2022 nos vuelve a permitir reencontrarnos con los militares, los mismos que en el año 2020 dieron un paso al frente para proteger a la sociedad española frente al enemigo invisible que cambió nuestra  vida. Se hicieron presentes en nuestras ciudades vacías, y en los lugares más vulnerables para proporcionarnos protección y seguridad. Su esfuerzo, el de todos y cada uno de los militares que pusieron lo mejor de sí mismos en la Operación Balmis y en la Operación Baluarte, nos redescubrió la imagen de servicio que subraya la esencia de nuestras Fuerzas Armadas.

Aún presentes  en nuestra retina y en nuestro memoria colectiva, el año 2021 nos volvió a dejar la imagen de nuestros militares a pie de calle, para minimizar los efectos de Filomena.  Parece como si las circunstancias se empeñasen en demostrarnos, sin necesidad de discursos, quiénes son esos militares españoles, que desplegaron su calidad profesional y todas sus cualidades personales, como nuestro mejor paraguas protector.

Pero si la pandemia y la borrasca nos permitieron conocer el compromiso de las Fuerzas Armadas con la seguridad de la sociedad, a través de la cooperación con las demás instituciones del Estado, la crisis migratoria de Ceuta dejó patente su misión principal como guardianes del limes. Más allá de la necesaria cooperación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, su principal papel fue el de garantizar su soberanía e independencia y defender su integridad territorial, como queda definido en el artículo 8 de nuestra Constitución.

Su presencia constante en nuestra frontera con Marruecos nos permite tener la seguridad de que nuestra puerta está protegida y que podemos seguir disfrutando de nuestro estilo de vida. Sin embargo la globalización en la que estamos inmersos desdibuja la frontera como límite físico. Las alianzas interestatales y el juego de la geopolítica traslada la defensa de un país lejos de sus propias fronteras, y explica la presencia de nuestros militares en misiones internacionales cuya razón de ser es proteger nuestra frontera contra el avance del terrorismo internacional, los estados fallidos y las consecuencias del hambre y la violencia que desestabilizarían nuestro modo de vida.

Este año celebramos el 40 Aniversario de la incorporación de España a la OTAN, un hecho que nos situó en Europa y condiciona nuestra política de defensa a la solidaridad con los países de nuestro entorno, contribuyendo a la defensa conjunta de nuestras vulnerabilidades. El Ejército español ha desplegado su actividad donde ha sido requerido, demostrado a todos los demás países a lo largo de este tiempo que es un socio fiable y comprometido, al tiempo que nos ha demostrado a la sociedad española que en su compromiso con nuestra paz y seguridad nuestros militares estarán siempre donde se les necesite. Sin ruido, con la sencillez de los grandes.

Este compromiso de las Fuerzas Armadas con la defensa de nuestra nación, de nuestros valores y de nuestra libertad merece el reconocimiento de toda la sociedad. Hoy, nuestra sociedad brinda por todos los militares que cumpliendo con su deber, hacen del servicio a España su razón de ser.  

GRACIAS POR TANTO.

 

Mercedes Pordomingo Esteban

Teniente RV

 

 

© 2011 Todos los derechos reservados.

Haz tu web gratisWebnode