EL CAFÉ DE LA FERIA DEL LIBRO DE VALLADOLID

11.06.2019 18:49

EL CAFÉ DE LA FERIA DEL LIBRO DE VALLADOLID

 

Este año el Ministerio de Defensa ha estado presente en la Feria del libro de Valladolid con un stand en el que se han puesto a disposición de los visitantes, un amplio repertorio de títulos de historia, estrategia, técnica, arte y divulgación en torno a los tres ejércitos y a la Guardia Civil.

 

Su objetivo en la feria del libro, más allá de su estricto sentido comercial, supone una ocasión especial para visibilizar la presencia del Ejército en la sociedad y para potenciar y divulgar la Cultura de Defensa.
 
A pesar de que las encuestas afirman que las Fuerzas Armadas son la institución mejor valorada por los españoles, siempre he tenido la impresión de que aún son unas grandes desconocidas para la sociedad a la que sirven. Siempre he pensado que las misiones han dado visibilidad a los militares, pero que su trabajo discreto y eficaz dentro del engranage de la seguridad nacional pasa desapercibido. Que más allá de la vistosidad de sus uniformes y de sus desfiles, su trabajo diario, el que garantiza nuestra soberania y nuestra integridad territorial no es percibido por los ciudadanos con la trascendencia real que tiene.
 
Sin embargo dentro del contexto de la feria del libro, y por el hecho de ir uniformada, he tenido una experiencia que me ha hecho replantear mi opinión y que me ha producido una gran satisfacción. Antes de abrir el stand de Defensa  entré en una de las cafeterías que rodean la Plaza Mayor para tomar un café. Acababa de celebrarse el Día de las Fuerzas Armadas y un camarero se acercó a preguntarme si seguía abierta la exposición de material de la Academia de Caballería. La pregunta dió lugar a una pequeña conversación al final de la cual me dispuse a pagar; fue en ese momento cuando oí la frase " no le cobres el café"  y a continuación al camarero decirme que estaba invitada. Miré alrededor para descubrir alguna cara conocida que explicara este detalle, y al no encontrarla fue el camarero quién me comentó que era una atención del encargado, el cual respondió al interés de mi expresión con una frase simple y sencilla " son ustedes los únicos que de verdad nos defienden a todos ".
 
En ese momento sentí que el trabajo de nuestros militares era valorado y entendido. Que mucho más allá de viejos tópicos, los españoles reconocen en los militares a los responsables de la seguridad que nos permite desarrollar nuestra vida como la entendemos. Que su lealtad como institución, su moderna y eficaz preparación y su integración en la entorno global de seguridad, otorga a la institución militar un papel como pilar de nuestro Estado de Derecho. Y me alegré que mi uniforme hubiese propiciado esa manifestación tan contundente.
 

No se puede querer a quién no se conoce, por ello habrá que continuar promoviendo la presencia de las Fuerzas Armadas en todos los ámbitos sociales y hacer visible su trabajo para que los ciudadanos vean a sus militares como agentes activos de la sociedad. Todo ello sin perder su carácter específico y original ni renunciar a su vínculo indisoluble con la sociedad de la que proceden y a la que sirven.

 

Mercedes Pordomingo Esteban

Teniente RV

© 2011 Todos los derechos reservados.

Crea una web gratisWebnode