EL CIELO PROTECTOR

29.03.2012 22:34

     Un impresionante avión cisterna Boeing KC-97L Stratotanker nos daba la bienvenida el 22 de Marzo a los 30 RV de la SDDVA que cumplíamos así con un objetivo más en nuestro proyecto de conocer mejor nuestras Fuerzas Armadas, en este caso la Historia de nuestra Aviación.

 

    Tras una breve presentación del Museo por parte del Coronel, nos dirigimos a los 6 hangares en los que se distribuyen sus fondos, caminando por una amplísima explanada en la que conviven en extraña camaradería aviones tan dispares como un MIG 21, el Junkers JU 52  o el B-25 Mitchell.

 

 

 

     En las paredes del Hangar 1 están presentes los padres de nuestra aviación, entre los que destacamos por su especial relevancia  a D. Pedro Vives Vich ingeniero militar que en 1896 tomó el mando del Servicio de Aerostación, en 1911 creó el Aeródromo de Cuatro Vientos y en 1913 el Servicio de Aeronáutica Militar, y a D. Alfredo Kindelán Duany ingeniero militar, primer Mando del Aeródromo de Cuatro Vientos, Jefe de la 1ª Escuadrilla expedicionaria a África en Octubre de 1913 y Jefe de la Aviación del bando nacional en la Guerra civil. Junto a ellos la Sala donde se guardan las gloriosas banderas y los retratos de los merecedores de la Gran Cruz Laureada de San Fernando, 11 en la Guerra de Marruecos y 6 en la Guerra Civil.

 

     En este recinto se encuentran las aeronaves más notables por su protagonismo histórico. Así encontramos un Bleriot 11 que después de cruzar en 1909 el Canal de la Mancha recaló en este Museo. Junto a él un Focker C3, un Bristol F2B que se distinguió por la modalidad española de ataque en cadena en la campaña de África , un Avro  base del primer autogiro  de la Cierva fabricado en Inglaterra y un De Havilland  DH4, protagonista de los primeros bombardeos nocturnos de la aviación española.

 

     Los grandes vuelos de nuestra aviación en las décadas 20 y 30 están representados por tres aviones, el Plus Ultra, el Jesús del Gran Poder y el Cuatro Vientos. Junto a ellos  el Heinkel  He 111 modelo E3 de la Legión Cóndor pieza única en el mundo y el modelo español 111 H16 construido por CASA bajo licencia alemana conocido como “Pedro”.

 

                                      Heinkel He 111              

 

     Con una mirada a las vitrinas donde se exponen 1200 pequeñas maquetas muestra de todas las épocas de la aviación pasamos al Hangar 2 donde disfrutamos de la vistosidad de una magnífica colección de uniformes y de una completísima exposición de motores donde se expone la evolución de los que han sido utilizados en España.

 

     La visita transcurre sin prisa y sin pausa ilustrada por Juan, que nos guía entre términos de los que apenas conocemos algo más que su nombre, pero a los que nos acerca de manera didáctica. De su mano entramos en el Hangar 3 donde nos recibe una colección de aviones de combate de la I GM hasta la década de los 30 y de la II GM hasta la década de los 60. Hacemos parada ante tres aviones de nuestra guerra civil, cuyos nombres llegan a nosotros a través de las historias que todos en mayor o menor medida hemos oído en boca de nuestros abuelos, el biplano  Fiat CR 32 popularmente conocido como “Chirri” y los dos aviones contribución rusa a la República, el caza biplano Polikarpov I-15 conocido como “Chato” y el caza monoplano Polikarpov I-16 conocido como” Mosca” por los republicanos  o “Rata” por los sublevados, al tiempo que sobrevuelan sobre nosotros los  nombres de glorias de la aviación como García Morato, Capitán Haya, González-Gallarza, Leocadio Mendiola, Julio Ruiz de Alda o Ángel Salas Larrazábal.

 

               

                            " Mosca" o "Rata"           

     Salimos de nuevo a la explanada donde una perfecta formación de aeronaves espera que el visitante se aventure en una identificación que para la mayoría de nosotros es una tarea totalmente imposible; sin embargo algún compañero nos rescata de nuestra ignorancia para ilustrarnos sobre la presencia de los Phantom F4, los cazabombarderos de la Unión Soviética, los famosos MIG , los SAAB suecos o el Mirage F1.

 

 

                                               Phantom F4

     Entramos ahora en el Hangar 4 dedicado a los autogiros de Juan de la Cierva y aquí vemos el primitivo T6 que no es otro que un Avro 504 al que se le adaptaron unas palas horizontales y que fue evolucionando hasta alcanzar el aspecto característico del autogiro. El Museo nos muestra aquí una evolución de los instrumentos de cabina que se empezaron a utilizar en los años 20, así como de la fotografía aérea.

 

     En el Hangar 5 la estrella es el DH89 Dragón Rapide que trasladó al General Franco desde Canarias a Tetuán el 18 de Julio de 1936. Un Saeta del año 1956 primer reactor de la industria aeronáutica española comparte espacio con los recuerdos dedicados al paracaidismo militar nacido en el Ejército del Aire.

 

     Para los reservistas voluntarios de Valladolid ha sido un orgullo conocer una página más de nuestra Historia,y ponemos punto y final a esta visita  frente al prototipo CASA 101. El C-101 es un avión de entrenamiento avanzado que permite una formación aeronáutica completa desde las primeras fases de vuelo hasta la transición a los aviones de combate. Entrenamiento y formación es lo que hace que el Museo que hoy hemos tenido el placer de visitar tenga continuidad en las futuras promociones de aviadores que leyendo en las páginas gloriosas de su pasado, escribirán un presente y futuro digno de la herencia que han recibido, la de unos hombres que en cien años convirtieron un sueño, el de volar, en un compromiso con España, su defensa "sicut in coelo et in terrae".

 

     María de las Mercedes Pordomingo Esteban. Alf RV (SDDVA)

 

    

 

© 2011 Todos los derechos reservados.

Crea una web gratisWebnode