“POR LA DIFICULTAD HACIA LAS ESTRELLAS”

            DIEZ AÑOS CON LA BRIGADA DE TRANSMISIONES

 

Detrás de cada llamada, de cada enlace, de cada mensaje que llega a su destino, hay un enorme trabajo, en ocasiones, poco reconocido-salvo cuando falla-, del personal de Transmisiones del Ejército. Una parte de los especialistas en este campo se agrupan en las unidades que componen la Brigada de Transmisiones (BRITRANS)-que se distinguen por su boina color rojo bermellón-, que acaba de celebrar el décimo aniversario de su creación.

Esta Brigada, encuadrada dentro de la Fuerza Terrestre, tiene como misión principal la de proporcionar apoyos en los Sistemas de Información, Telecomunicaciones y Guerra Electrónica, a las estructuras operativas nacionales y multinacionales, así como en operaciones. Siendo esta su razón de ser, no es de extrañar que en su escudo, el protagonista sea la figura mitológica de Mercurio, el mensajero de los dioses.

 

Para cumplir con sus cometidos, cuenta con un personal altamente cualificado, y con los más modernos materiales y equipos de telecomunicaciones, distribuidos entre las distintas unidades que la forman: el Cuartel General, ubicado en Bétera (Valencia); el Regimiento de Transmisiones nº1 de Castrillo del Val (Burgos); el Regimiento de Transmisiones nº2, que se encuentra en Madrid; el Regimiento de Transmisiones nº 21, en Marines (Valencia); y el Regimiento de Guerra Electrónica nº 31 en Madrid.

La existencia de la BRITRANS hace posible disponer de unos medios de carácter único, de procedimientos específicos y de personal especializado para ofrecer a los distintos usuarios todos los servicios que necesitan en el terreno de la Información y las Telecomunicaciones. Esto se consigue a través de los centros de control y coordinación y las redes de comunicaciones que sus unidades despliegan para ser  capaces de proporcionarlos.

Los equipos y sistemas de Información y Telecomunicaciones (CIS) son necesarios en el funcionamiento diario de las unidades y en los ejercicios que se realizan en territorio nacional y en las operaciones en el exterior.

El “corazón” de estas estructuras es el Centro de Control y Coordinación de los CIS, desde donde se dirige la maniobra táctica y técnica en tiempo real. Para ello cuenta con sistemas de software específicos, así como con personal con una formación técnica avanzada.

Entre las estaciones más significativas de los centros de transmisiones de puesto de mando, destacan los terminales satélite como Pentatrama o el Soria desplegadas en zonas de operaciones. La estación Valencia se utiliza para videoconferencias tácticas entre los puestos de mando. La estación Cuenca se utiliza para la extensión de los servicios de redes propias de la OTAN y la Andalucía con capacidad de conmutación para un cuerpo de ejército.

Entre los servicios CIS  establecidos en los centros de transmisiones para desarrollar la función de combate, destacan equipos de última tecnología como la PR4GV3 para la Red Radio de combate, o terminales de cobertura global como el Inmarsat, el Thuraya, o el Iridium.

Las redes de telecomunicaciones desplegadas en operaciones han visto incrementadas en sus capacidades, en los últimos meses, gracias a la instalación de sistemas de última generación, como el Sistema de Seguimiento de fuerzas Propias (FFT).

Un aspecto que cada vez cobra mayor relevancia en misiones es la de la Guerra Electrónica (EW). Dentro de la Brigada, esta capacidad táctica reside en el Regimiento de Guerra electrónica nº 31, que dispone de los medios necesarios para proporcionar este apoyo a las Unidades de la Fuerza Terrestre, mediante acciones de vigilancia, defensa y ataque electrónico.

Para el apoyo a una gran unidad (de nivel cuerpo de ejército o división) cuenta con dos sistemas: el Teleoka y el más moderno GESTA (Sistema Táctico de Guerra Electrónica), que sustituirá al primero. Para las unidades de entidad brigada o inferior, dispone de equipos de EW elementales, materiales ligeros y, a corto plazo, la nueva estación de EW ligera GAMO (Goniometría y Adquisición en Movimiento).

Las Unidades e la BRITRANS están implicadas en el plan de Modernización de los sistemas de Mando, Control y comunicaciones (MC3). Con él se pretenden una mejora y evolución de los medios CIS para que se adapten a las nuevas características de los campos de batalla, donde predomina un tipo de enemigo asimétrico.

A continuación se puede ver un vídeo cuyo contenido nos ilustra sobre el qué, el cómo y el por qué de una unidad básica y desconocida del ejército español, la BRITRANS

 

http://youtu.be/ePAHrTFryWM

 

 

 

© 2011 Todos los derechos reservados.

Creado con Webnode